Labios quemados: cómo calmarlos y curarlos

Labios quemados: cómo calmarlos y curarlos

Durante todo el año pero especialmente en verano debemos proteger nuestra piel del sol y sus radiaciones. Todas las partes expuestas se pueden quemar por el sol, pero hay algunas en las que los rayos golpean más directamente y en las que no siempre recordamos usar protector solar. Es el caso de nuestro labios.

A menudo olvidamos proteger los labios del sol, cuando son una de las partes del rostro más vulnerables. Por eso debería convertirse en una prioridad tomar medidas para protegerlos de posibles quemaduras. No solo por la molestia que estas conllevan, sino también y especialmente por el riesgo de desarrollar un cáncer de piel.

Síntomas de los labios quemados

Cuando se nos queman los labios, estos se hinchan y se ponen rojos. Además, pueden volverse más sensibles al tacto e incluso pueden formarse ampollas en ellos, de forma parecida a como aparecen en otras partes de la piel quemada.

Los síntomas de los labios quemados por el sol suelen durar entre tres y cinco días, aunque en casos más graves pueden alargarse hasta 10 días.

Riesgo de cáncer

Además de causar una hinchazón dolorosa y ampollas, los labios quemados por el sol también pueden aumentar el riesgo de cáncer de labios. Según la Skin Cancer Foundation, el tipo más común de cáncer de piel es el carcinoma de células basales. Este puede aparecer en el labio superior, particularmente en la parte externa y junto al labio.

Labios quemados: cómo calmarlos y curarlos

La mayoría de los cánceres de labios aparecen en el labio inferior y tienden a ser carcinomas de células escamosas, otro tipo de cáncer de piel que tiene una mayor probabilidad de diseminarse. El principal factor de riesgo de cáncer de labios es la radiación ultravioleta (UV) del sol, por lo que es esencial ponerse protectores homologados contra el sol.

Después de una quemadura solar en el labio, se puede desarrollar una inflamación precancerosa llamada queilitis actínica, que podría conducir a cáncer de células escamosas. En las primeras etapas, puede mostrarse como unos labios muy agrietados. Psi notamos que aparece algo escamoso en los labios que parece una quemadura o se vuelve blanco, deberíamos comuníqueselo a un dermatólogo.

Protector solar

Al ponernos protector solar en los labios hay que tener en cuenta algunas cosas. Por ejemplo,que muchas personas pasan la lengua por los labios, por lo que se quitan el protector solar.

También hay personas que no se ponen protector porqué usan barra de labios y piensan que así ya van protegidas o no quieren estropearse el maquillaje. Pero los rayos ultravioleta penetran en el producto si no contiene protección solar. Deberíamos optar por un bálsamo labial con SPF.

En caso de sufrir una quemadura de los labios, podemos tomar un analgésico antiinflamatorio para ayudar a aliviar la sensibilidad y la hinchazón, y también usar una compresa fría para reducir la inflamación y el dolor. Existen ungüentos y cremas pero, en estos casos, siempre debemos consultar a un médico o farmacéutico. Lo que sí debemos hacer es mantenernos alejados del sol hasta que los labios se hayan curado.

Lee también

Picaduras de insectos: ¿cuándo ir al médico?

Maria CasasLee también

¿Qué es el labio leporino?

Judith VivesLee también

8 consejos para cuidar tu salud bucal durante el verano

María Casas