Hong Kong es arte

Hong Kong es arte

El que será el espacio más importante del mundo del arte está en construcción, sobre 40 hectáreas de tierra recuperada del Kowloon, y tan colosal como para convertirse en **el barrio cultural del oeste de Kowloon (WKCD) **. Con un coste de 1.800 millones de euros y una apertura por fases, WKCD acogerá una ópera, galerías de arte, un pabellón, un escenario al aire libre y el M+Museum (diseño del siglo XX y XXI y arquitectura) , en un edificio de Herzog & de Meuron que parece un rascacielos tumbado.Hong Kong es arte Hong Kong es arte

El ejército de Terracota de Antony Gormley, Asian Field, aterrizará aquí, así como la famosa barra de sushi en granito del japonés Shiro Kuramata. El mejor lugar para ver cómo se levanta el WKCD es desde el bar Ozone, en lo alto del hotel The Ritz-Carlton . En esta ciudad de cifras superlativas, este bar es por lo visto el más alto del mundo. Usa los prismáticos en unas cabinas diseñadas por la japonesa Wonderwall, con asientos en forma de tiestos sorprendentemente cómodos. Una buena manera de entrar en estado de shock con la factura, también por las nubes, de los cócteles.

LAS TIENDAS DEL CENTRO SE MAQUILLAN CON ARTE

Hong Kong es arte

En el núcleo urbano, un bosque de centros comerciales y sedes bancarias en rascacielos, los viejos y anodinos edificios coloniales se han remodelado. Por el momento son 15 edificios, entre la antigua comisaría central de la policía y Victoria Gaol, los que hoy son centros de arte y patrimonio. Todo gracias a la inyección de presupuesto del filántropo Jockey Club (que organiza carreras en Hong Kong desde la década de 1860) y la colaboración profesional de arquitectos como Herzog & De Meuron.