Joyas minimalistas, una tendencia que regresó ‘sutilmente’

Joyas minimalistas, una tendencia que regresó ‘sutilmente’

Las cadenas delgadas, zircones pequeños y dijes delicados son los diseños en joyería que se imponen en la actualidad.

Desde los ‘outfits’ más elegantes hasta los de uso diario se complementan con accesorios, y es ahí cuando la sutileza en las joyas juega un papel muy importante a la hora de lucir casual y con estilo al mismo tiempo.

La historia de este tipo de accesorios viene desde hace mucho tiempo atrás. En los años 90 tuvieron un auge muy importante, pero como todo en el diseño es cíclico, este tipo de joyas regresaron con mucha fuerza.

La revista Vogue de España le abona al incremento de precios y a los pocos cambios en la joyería clásica, el regreso de esta tendencia.

“La joyería clásica se ha quedado en su propia zona de confort en lo que a formas, motivos, piedras y materiales se refiere y, estéticamente, no hay demasiada conexión entre las firmas legendarias y las nuevas generaciones y los precios, casi siempre prohibitivos y completamente inalcanzables”, menciona la publicación sobrelos principales motivos de este cambio.

La diseñadora y docente de producción y diseño de joyas en la Escuela Colombiana de Fina y Alta Joyería en Bogotá, Jenny Prada (@Teo.joyería) confecciona y personaliza accesorios en oro de 18K. La experta explica que las figuras geométricas, las líneas y las medallas son las más buscadas por los compradores.

Joyas minimalistas, una tendencia que regresó ‘sutilmente’

“Una sola línea, cuadrados, triángulos, círculos, corazones, flechas, medallitas y las líneas simples, es decir, una sola línea simulando un nudo, son los más buscados por los usuarios”.

La comodidad juega un papel fundamental a la hora de preferirlas. “Antes de pandemia estaba muy de moda la joyería XXL, pero después las personas adoptaron esa necesidad de comodidad y la joyería minimalista permite esto”, explica la diseñadora.

Este tipo de accesorios que en su mayoría son de uso diario, puedes combinarlos con varias prendas, debido a que permiten complementar el ‘outfit’ de manera fresca, sencilla y que no se vea tan cargada.

“Para un consumidor es mejor y más factible usar, por ejemplo, anillos más delgados, porque te permite usar varios sin que se vea demasiado cargado. Asimismo con las cadenas, que pueden ser usadas en varias unidades y dan un estilo chic a la parte superior del atuendo”, agregó.

De la misma manera resulta muy beneficioso para los joyeros, pues los costos de producción se disminuyen. “Su producción es más rápida, pero se necesita un nivel de detalle mucho más minucioso”.

En colores el oro dorado y el rosa son tendencia. El blanco resulta más difícil de conseguir, pues su precio de incrementó con la pandemia.